Si vas a insertar videos en WordPress necesitas tener en cuenta estas cosas para no terminar con tu servidor fuera de servicio, o recibir una factura impagable por el alto consumo de banda ancha.

El video es un medio que viene arrasando en internet desde hace unos años, e implementarlo en tu sitio web se hace cada vez más necesario y útil, si lo haces de la forma adecuada.

Al principio internet era solo texto. Y texto plano sin ningún tipo de formato. Luego vino la posibilidad de enriquecer ese texto con variadas tipografías, tamaños y demás estilos.

Después aparecieron la imágenes. Del mismo modo, muy elementales al principio, pero fueron mejorando en calidad y tamaño con la mejora de las redes y el aumento en las velocidades de carga.

Y hoy, con una internet mucho más potente y servicios de banda ancha, además de las redes móviles 4G, entramos en la era del video-web.

Como sucedió en su momento con las imágenes, hoy internet se está colmando de videos y no podemos quedarnos atrás.

Por qué deberías incluir videos en tu web

El contenido en video no es para cualquier sitio web, ni para todos los públicos. Hay personas que prefieren escanear un texto rápidamente y detenerse solo en los puntos que le interesan antes que dedicar 10 minutos a mirar un video de principio a fin.

Yo mismo me incluyo entre esos. Mirar videos requiere de más tiempo que leer, cuando estamos buscando una respuesta sobre algo muy concreto.

Sin embargo, como autor, un video te permite conectar con tu potencial cliente mucho más que un simple e impersonal texto.

El solo hecho de que puedan escuchar tu propia voz, e incluso verte la cara, te convierte en alguien cercano (más real), y les permite a tus seguidores conocerte de una manera más auténtica. Sin idealizaciones.

Y ni que hablar de los tutoriales tipo Cómo hacer… No hay mejor forma de enseñar a hacer algo que mostrándose a uno mismo haciéndolo a través de un video.

Si bien, en el caso de las herramientas digitales, se pueden hacer perfectamente tutoriales con capturas de pantalla explicadas, como los que suelo hacer en este blog, éstos se quedan años luz detrás de un video-tutorial en el que grabamos la pantalla y mostramos absolutamente TODO lo que hay que hacer.

A su vez, cuando queremos adentrarnos en un determinado tema que desconocemos totalmente, ver al experto hablándonos en video podría ser más ameno que sumergirnos en un texto que podría resultar incomprensible.

Tipos de video para tu sitio web

Los videos no son todos iguales y depende de lo que quieras enseñar o transmitir que decidas hacer unos u otros. Existen tres clases principales de video:

Hablando a la cámara

Si lo que buscas es posicionarte como un referente en tu especialidad no hay dudas de que los mejores videos son aquellos en los que hablas directamente mirando a la cámara.

También es cierto que se requiere más coraje para hacerlos. Pero deberías considerar que cuando grabas un video solo estás tú y la cámara, no estás haciendo una ponencia en directo.

Luego puedes ver el video y editarlo o regrabarlo todas las veces que quieras hasta estar convencido.

Grabando la pantalla

Otra opción, mucho menos osada (y mi preferida), es la de grabar la pantalla y nuestra voz.

Este tipo de videos son la mejor opción para enseñar a utilizar herramientas digitales, ya que nos permite mostrarle al lector exactamente lo que tiene que hacer. Sin saltarnos ningún paso, como sucede con las capturas de pantalla.

Si a medida que vamos grabando la pantalla explicamos lo que estamos haciendo, lo hacemos más fácil de seguir y además ampliamos el alcance de nuestra guía.

Combinación de ambas

Y la tercera posibilidad es una combinación de ambas.

Podemos hacer la introducción mirando a la cámara, luego pasamos a la explicación práctica grabando la pantalla, y por último volvemos a mirar a la cámara para hacer la conclusión y despedirnos.

Esto generalmente se graba en dos etapas, por un lado la grabación de la pantalla y por otro nos grabamos a nosotros mismo. Luego se edita el video intercalando ambas partes para lograr el resultado final combinado.

Fases de creación de un video

En este punto hay que distinguir entre dos tareas distintas.

Grabación

Para grabarte a ti mismo vas a necesitar una cámara. Puedes hacerlo con la webcam de tu PC o con un smartphone. Si graba en HD mucho mejor.

En cualquier caso seguramente necesites un micrófono para mejorar la calidad del audio. La calidad del sonido es esencial para conseguir que una persona dedique 10 o 15 minutos a ver y escuchar tu video y no se le haga insoportable. Es más importante incluso que la calidad de la imagen.

En cambio si lo que quieres es grabar la pantalla necesitarás instalar algún programa específico.

Edición

Pero no termina todo con la grabación del video. Luego necesitarás editarlo para borrar partes que no hayan salido bien y reducirlo para que no sea muy extenso, etc.

Esto se hace con programas para editar videos. En Windows puedes utilizar Movie Maker que es gratuito y muy completo. Si utilizas Ubuntu puedes editar tus videos con Pitivi u OpenShot.

 

Una vez que tengas grabados y editados tus videos te queda publicarlos. Y ahora sí entramos en el tema central de este post, cómo insertar videos en WordPress.

Video-tutorial para insertar videos en WordPress sin problemas

En el siguiente video te muestro paso a paso la mejor forma de insertar videos en WordPress. Te recomiendo ponerlo en pantalla completa y elegir la resolución HD.

 

Para suscribirte al canal de YouTube y no perderte los próximos videos sobre WordPress haz clic aquí.

Los 2 métodos para insertar videos en WordPress

Vamos a ver ahora dos formas posibles de insertar videos en WordPress. Una es mi recomendada, la otra debes evitarla.

Cómo No debes hacerlo

La forma más simple de insertar videos en WordPress es añadirlo a una entrada o página subiéndolo directamente a la Biblioteca Multimedia, de la misma forma que si publicaras una foto.

 

Insertar videos en WordPress biblioteca multimedia

 

El problema de hacerlo así es que el video se aloja en tu cuenta de hosting, y un video es un archivo de un tamaño generalmente muy grande, 100 Mb por ejemplo.

Esto se traduce en dos problemas principales:

  • Ocupa mucho espacio en tu cuenta de hosting, al poco tiempo necesitarás aumentar a un plan superior y cuando te quieras dar cuenta estarás pagando fortunas por un servicio dedicado.
  • Consumirás mucha banda ancha. Aunque tuvieras un solo video de 50 Mb debes considerar que, cada vez que alguien quiera reproducir el video, se transferirán los 50 Mb desde tu servidor a la PC de esta persona. Si tienes muchas visitas al mes (o no tantas) rápidamente superarás el límite de transferencia de tu cuenta de hosting con ese nivel de consumo.

Como puedes ver, insertar videos en WordPress de esta forma no tiene nada de recomendable.

¿Qué puedes hacer entonces?

La manera recomendada

La mejor opción para insertar videos en WordPress, o en cualquier sitio web, es subirlos previamente a plataformas como YouTube o Vimeo y luego insertarlos en la entrada o página que quieras utilizando el código de inserción que te ofrecen estas plataformas.

De esta manera las personas que visiten tu página podrán reproducir tus videos sin salir de ahí. Es la forma en que publico todos los video tutoriales de este blog.

Ventajas de insertar tus videos desde YouTube

  • Evitas ocupar espacio en tu cuenta de hosting, ya que los videos se alojan en los servidores de YouTube, Vimeo o la plataforma que elijas.
  • No afectas al consumo de banda ancha de tu cuenta de hosting, por el mismo motivo del punto anterior.
  • Mayor visibilidad. Hoy por hoy YouTube es el segundo buscador más utilizado después de Google y tener videos publicados en esta plataforma significa aparecer en las búsquedas que se realicen allí.
  • Reproductor avanzado. Tanto YouTube como Vimeo cuentan con reproductores de video muy avanzados, permitiendo seleccionar la calidad de reproducción, subtítulos y muchas opciones más que quizás no tengas en el reproductor de tu WordPress.
  • Estas plataformas son auténticas redes sociales, donde las personas pueden comentar y compartir tus videos con sus amigos, viralizándolos y llevando tráfico a tu propio sitio web, si pones enlaces en la descripción y anotaciones de tus videos.
  • En el caso de YouTube dispone además de un editor de videos gratuito y muy completo.

Desventajas de utilizar YouTube y demás plataformas de videos

  • La principal desventaja que se me ocurre es la relativa a los derechos de autor. No podrás incluir en tus videos música protegida por derechos de autor, porque te los bloquearán. De todas maneras no deberías utilizar material protegido salvo que tengas los derechos.
    Para solucionar ésto el mismo YouTube te ofrece pistas de audio libres de derechos para incluir en tus videos como cortina musical sin problemas.
  • Estás sujeto a las reglas y políticas de cada plataforma en lo referente a la publicación y protección de tu contenido.

Cómo subir tu video a YouTube

Para subir videos a YouTube debes tener un canal. Tu cuenta de Google incluye un canal de YouTube y además te permite crear canales adicionales para subir tus videos.

Si no dispones aún de una cuenta de Google puedes abrir una de forma totalmente gratuita.

Cuando estés logueado en tu cuenta puedes acceder a YouTube abriendo el panel de aplicaciones como te muestro en la siguiente captura.

 

Insertar videos en WordPress desde youtube

 

Una vez dentro de YouTube buscas el botón Subir en la parte superior de la pantalla.

 

subir video youtube

 

Dentro de la página de subida de videos puedes arrastrar directamente el archivo de tu video o hacer clic para navegar entre las carpetas de tu equipo.

 

subir video youtube

 

Automáticamente comienza la subida del video que va a demorar varios minutos dependiendo del tamaño del archivo y de la velocidad de tu conexión a internet.

Mientras tanto debes ir completando la información de tu video para que YouTube pueda indexarlo de la mejor forma y que aparezca en las búsquedas que se realicen dentro de la plataforma.

Estos son los campos que debes completar:

 

04-completar informacion video youtube

 

Título (1). Es el título de tu video en YouTube. Las palabras que utilices deberían ser las que escribiría una persona que está buscando sobre ese tema.

Descripción (2). En la descripción puedes extenderte todo lo que desees para explicar en qué consiste el video, que temas trata, etc. Ten en cuenta que el buscador no puede leer o escuchar tu video, solo entiende las palabras escritas, por eso debes aprovechar este espacio para describir el tema y mejorar el posicionamiento del mismo.

Etiquetas (3). Ingresa aquí entre 3 y 5 frases cortas que la gente utilizaría para buscar el contenido de tu video.

Privacidad (4). Lo ideal es que tu video sea Público para que cualquiera pueda encontrarlo. Excepto que quieras mostrarlo solo a quienes visitan tu sitio web, en este caso selecciona Oculto.

Miniatura (5). Es la imagen pequeña que se mostrará en las búsquedas o en tu canal. Puedes elegir entre las opciones que te ofrece YouTube o subir una miniatura personalizada, mi opción preferida.

Luego de completar todo ésto ya puedes publicarlo (6). Y una vez que el video haya terminado de cargarse y procesarse lo podrás ver en la url que figura a la izquierda (7).

Es ahí a donde debes ir para obtener el código que te servirá para insertar tu video en WordPress.

Cómo obtener el código para insertar

Ni bien accedas a la página del video, éste comenzará a reproducirse. Si te fijas debajo del video vas a ver una opción de Compartir (1).

Luego de hacer clic en Compartir debes ir a Insertar (2), y justo debajo vas a ver que aparece un recuadro con el código que utilizaremos para insertar videos en WordPress o en cualquier web (3).

Pero hay más. Haciendo clic en Mostrar más (4) se despliega una vista previa y opciones para elegir el tamaño de inserción preferido.

 

youtube obtener codigo insertar

 

Si vas modificando los ajustes en el panel (5) verás que se actualiza la vista previa y el código de inserción.

 

06-youtube personalizar insertar

 

Una vez definidas estas opciones puedes copiar el código para llevarlo a WordPress.

Cómo insertar tu video en WordPress

Para insertar por fin tu video en WordPress solo debes abrir para editar la entrada o página correspondiente y dirigirte a la pestaña HTML del editor (generalmente trabajamos en la pestaña Visual).

Es posible que te maree un poco el moverte dentro del contenido HTML si no estás familiarizado con este código pero, si prestas atención, podrás identificar los diferentes párrafos de tu texto y buscar el lugar donde quieras insertar el video.

Justo ahí debes pegar el código de inserción.

 

insertar videos entrada wordpress

 

Si luego regresas a la solapa Visual y bajas hasta la posición del contenido donde colocaste el código de inserción de YouTube vas a ver el video ya insertado en WordPress.

 

insertar videos wordpress visual

 

¡Listo! Ahora si publicas o actualizas la entrada o página cualquier persona que visite tu página podrá reproducir el video directamente desde ahí.

Una manera más fácil y responsive

El método anterior, si bien es el que más posibilidades de personalización te ofrece, quizás pueda resultarte algo complicado y además, a veces presenta el problema de que no es responsive.

Esto es porque tú defines el tamaño del video según el ancho de la columna principal de tus entradas, pero en todos los dispositivos esa columna no tendrá el mismo ancho, y si configuraste el tamaño para una PC de escritorio cuando alguien acceda desde un móvil o desde otro equipo con pantalla un poco más chica es muy probable que vea tu video cortado.

Una forma de evitar ésto es No utilizar el código de inserción de YouTube sino insertar videos en WordPress pegando la URL del video directamente en la entrada (desde la pestaña Visual). Puedes copiar la url del video desde la barra de direcciones de tu navegador cuando estás viendo el video en YouTube.

La url de tu video tendrá un formato similar a ésto: https://www.youtube.com/watch?v=QzsTZnlIby8

La copias y pegas en el lugar donde quieres insertar el video y das Enter. Con ésto WordPress automáticamente genera el código de inserción y lo coloca en un Div que se adaptará al tamaño de cada dispositivo, agrandando o achicando el video para que siempre se vea entero.

No importa que en el editor aparezca de un tamaño más chico. Verás que cuando publicas la entrada tomará el ancho completo. Lógicamente que todas estas cuestiones están un poco atadas a la configuración de la plantilla que estés utilizando, así que hay que probar cómo funciona en cada caso particular.

Es un método mucho más rápido y práctico de insertar videos en WordPress, excepto que necesites personalizar alguna cosa.

Cómo proteger tus videos privados

En el caso de videos que vas a publicar de forma abierta en tu sitio web YouTube es la mejor alternativa. Esto se debe a que es el segundo buscador después de Google y al tener tus videos indexados en esa red social aprovechas la viralidad y el tráfico que ella misma genera.

Pero si estás creando un curso online de pago seguramente necesites publicar videos a los que solo tengan acceso quienes hayan comprado el curso y no cualquier persona.

En lo que respecta a insertar videos en WordPress podrás hacerlo en una página o entrada protegida con contraseña (la forma más básica y elemental) o bien utilizando algún plugin específico para alojar cursos o escuelas online, como MemberPress por ejemplo, que permiten gestionar el registro de usuarios y a qué páginas tienen acceso.

Pero hay otro aspecto muy importante a cuidar: el acceso a tus videos privados desde la propia plataforma de videos en donde están alojados. Ya que de nada te serviría proteger en tu sitio web  las páginas y entradas que contienen tus videos si éstos son accesibles directamente desde el propio YouTube, Vimeo, etc.

Para ésto las plataformas de videos ofrecen diferentes opciones de privacidad, veamos cada caso.

Privacidad de tus videos con YouTube

YouTube ofrece dos opciones de privacidad para tus videos: privado y oculto.

A un video privado solo tienen acceso las personas que tú invites.

El problema de ésto es que las personas que quieras invitar deben tener una cuenta de Google para poder ser identificados y acceder. Y además no podrás insertar videos privados en tu sitio web, con lo cual solo pueden ser vistos directamente en YouTube, por lo que no es una opción válida para un curso online profesional.

Los videos ocultos sí pueden insertarse en tu sitio web y los puede ver cualquier persona que tenga acceso a esa página o que tenga el enlace directo del video en YouTube. La diferencia con los videos públicos es que los ocultos no aparecen en los listados de YouTube, en las búsquedas ni en las sugerencias.

Los videos ocultos de YouTube son la mejor alternativa gratuita para tener un curso privado en video, ya que te permite insertar esos video en páginas protegidas de tu sitio web y solo pueden verlos quienes tengan acceso.

Sin embargo esta modalidad presenta una debilidad: cualquier persona que haya comprado tu curso tendrá acceso al enlace directo del video y podría compartirlo con quien quiera. Incluso es muy fácil descargar un video de YouTube y volver a subirlo en otro canal.

Pero más allá de ésto, para cursos privados gratuitos o cursos de pago no muy caros, me parece una buena opción (y es gratis).

Privacidad de tus videos con Vimeo

Si en cambio estás frente a un curso que te ha costado mucho esfuerzo y en el que compartes conocimientos y experiencias muy valiosas necesitas aumentar el nivel de privacidad de tus video al máximo.

Para este tipo de cursos lo habitual es utilizar Vimeo como plataforma para alojar los videos ya que ofrece mejores opciones de privacidad que YouTube. No me refiero a la cuenta gratuita de Vimeo, la cual no ofrece mucho más que YouTube sino a las cuentas de pago.

Vimeo Plus te ofrece privacidad a nivel de dominio, es decir que tienes la posibilidad de elegir en qué dominio pueden reproducirse tus videos, con lo cual por más que alguien tenga acceso a tu curso y copie el enlace directo de un video nunca podrá repoducirlo fuera de tu sitio web, ni siquiera en Vimeo.

Esta opción de que solo se puedan reproducir videos que estén insertados en entradas bajo el mismo dominio de tu sitio web hace prácticamente imposible que te los roben.

Si a ésto le sumas algún plugin de membresía que permita acceder a estas entradas solo a los alumnos habilitados la seguridad es máxima, porque la única forma de que puedan compartir tus contenidos es dándole su contraseña a otra persona. Pero eso no hay manera de evitarlo.

Resumiendo

  • Cuando vayas a insertar videos en WordPress nunca lo hagas cargándolo desde la Biblioteca Multimedia.
  • Utilizar plataformas como YouTube o Vimeo aumenta la visibilidad de tu video y no sobrecarga tu cuenta de hosting.
  • Debes subir primero tu video a la plataforma elegida.
  • Luego debes ubicar el código de inserción de tu video, generalmente en las opciones de compartir de éste.
  • Por último coloca tu código de inserción en la entrada o página de WordPress en la que quieras mostrar tu video.

 

¿De qué forma acostumbras insertar videos en WordPress? ¿Conocías esta técnica?